Foto 1849. Año 1918

Foto 1849.  Año 1918

1918

Carnaval

Durante las últimas tres décadas del siglo XIX, la celebración del Carnaval experimentó cambios considerables en comparación con el tradicional desenfreno que caracterizó a esta fiesta en épocas anteriores.

Las nuevas formas de concebir, organizar y disfrutar el Carnaval daban cuenta del proceso de disciplinamiento cultural experimentado por la sociedad uruguaya durante la segunda mitad del siglo XIX. Algunas prácticas en boga durante más de un siglo, como ser el juego con agua o con huevos -costumbre que solía causar los peores dolores de cabeza a la policía-, fueron paulatinamente sustituidas por nuevas y "civilizadas" formas de diversión.

En los primeros años del Novecientos los modernos carros alegóricos mecanizados desplazaron a los antiguos vehículos de tracción a sangre.

Ente las manifestaciones de arte efímero, desfilaban las comparsas de negros con sus tamboriles y estandartes.

Desde 1943 empezó a elegirse por concurso oficial la Reina y las vice-Reinas de Verano y Carnaval, quienes pasaron a presidir cada año el desfile inaugural. Durante la segunda mitad del siglo XX, también creció el interés por el Teatro de Verano del Parque Rodó, donde se desarrolla hasta nuestros días el concurso oficial de agrupaciones carnavalescas que para ese entonces presentaba las siguientes categorías: Negros Lubolos, Cuadros internacionales, Parodistas, Humoristas, Escuelas de Samba, Dúos, Tríos y Murgas.